Cómo vender mi tienda online ya funcionando

Después de tantas horas de esfuerzo y de noches sin dormir dedicadas a levantar tu negocio,¿nunca te has planteado el vender tu tienda online? A lo mejor jamás se te ha cruzado esa idea por la cabeza y ves como una locura solo el hecho de pensarlo, pero la realidad es que puede llegar un momento en el que sí te interese vender. ¿No piensas nunca en retirarte? Tanto si has valorado alguna vez vender tu e-commerce como si no, este artículo te interesa. Y es que hoy vamos a sacar a la luz un dato que te importa mucho: el valor de tu negocio en el mercado. ¿O nos vas a decir que no te interesa? 🙂

¿Cuál es el momento ideal para vender?

Sí, has trabajado mucho en tu negocio como para que ahora, de buenas a primeras, te vuelvas loco y lo vendas. Pero la realidad es que a lo largo de tu vida pueden presentarse determinadas situaciones que te impulsen a vender. Veamos cuáles son:

  • Jubilación.
  • Falta de motivación.
  • Creación de otro proyecto.
  • Una gran oferta de dinero.

Todos desarrollamos un vínculo muy fuerte hacia nuestro negocio, pero eso no quita que en un determinado momento pueda ser interesante poner el cartel de “se vende”. Y si nos referimos a en qué etapa tu negocio online puede resultar más atractivo para los compradores, sin duda alguna ese momento es cuando estás en una progresión de crecimiento. A nadie le va a interesar tu e-commerce cuando ya haya llegado a su techo. Esto implica que la empresa no tiene más recorrido y que aunque se mantenga durante un tiempo en la cima, antes o después, bajará.

La pregunta más difícil: ¿cuánto vale mi negocio?

Nunca se van a poder cuantificar las horas que tú has dedicado a hacer crecer tu tienda online. A tu esfuerzo no se le puede poner una cifra, pero a tu negocio sí. Estos son los 4 puntos en los que debes fijarte para determinar cuánto vale tu tienda.

1. Cuidado con el valor sentimental

Tu negocio puede ser como un hijo para ti, lo que puede llevarte a otorgarle un precio irreal . Siempre es una buena idea el que te dejes asesorar por alguien que sea objetivo.

2. La inversión no es un valor añadido

Todo el dinero que invertiste en el diseño, SEO o contenidos no hace tu tienda valga más. No partas nunca desde “me he gastado x miles de euros”.

3. Múltiplo de tus ganancias

Lo que determina cuánto vale tu negocio son las ganancias que pueda reportar . El precio suele determinarse multiplicando por X esas ganancias. Imagina que en un año has ganado 500.000€ y que tu negocio está en pleno crecimiento. El comprador puede llegar a pagarte 4 veces los 500.000€. Sin embargo, si el comprador tiene dudas, el múltiplo baja: podría llegar a ofrecer 2 veces los 500.000€.

4. El riesgo

El riesgo es el que condiciona el múltiplo . Factores de riesgo podrían ser los siguientes:

  • Es un negocio que depende mucho de ti.
  • Sin gran recorrido de crecimiento.
  • Los ingresos dependen de un único cliente.

Ahora que ya tienes el precio, tienes que prepararte para la venta, para la negociación.

Estrategia: cómo prepararte para vender tu tienda online

La realidad es que mientras tú quieres sacar lo máximo posible, el comprador buscará pagar lo mínimo. Esto implica que vas a enfrentarte a una negociación, por lo que necesitas tener una estrategia.

1. Pon los datos encima de la mesa

Antes de plantarte en la negociación tienes que tener los deberes hechos. Cuando propongas un precio vas a necesitar justificar en qué te basas . Y eso lo podrás hacer enseñando datos como estos:

  • Tu número de ventas.
  • Tu margen de beneficio.
  • Estabilidad en las ventas.
  • Tendencia de crecimiento.
  • Tanto por ciento de devoluciones.
  • Posicionamiento de la marca en el mercado.
  • Número de suscriptores.

La clave está en que cuantifiques los beneficios de tu negocio ante el comprador.

2. Otorga más valor añadido a tu e-commerce

Además de esas cifras, hay otra serie de datos que te ayudarán a aumentar la valía de tu tienda. Por ejemplo:

  • Clientes fidelizados = ventas recurrentes.
  • Datos de posicionamiento SEO en keywords con potencial y recorrido.
  • Crecimiento de menciones en tu sector.
  • Nuevas líneas de productos y servicios por explorar.

Estas cifras harán ver al comprador que tu marca no solo es estable (menor riesgo) sino que todavía tiene mucho margen de desarrollo.

Y tú, ¿te has planteado alguna vez vender tu tienda online?

Si estás pensando en vender tu e-commerce o ya has vendido tu negocio online, cuéntanos tu historia. ¿Qué te motivó a hacerlo? ¿Cómo fijaste el precio? ¿Conseguiste vender? ¡Te esperamos en los comentarios!

Fuente: https://www.doofinder.com/es/blog/vender-tienda-online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *